Ama cada momento

Si hay algo que en este momento mueve mi vida, es el disfrutar de cada momento y oportunidad que se me presente, de disfrutar a cada persona y situación que me brinde la vida. Vivimos tratando de controlar todo, y tratando de asegurarnos las cosas. Buscamos el trabajo o puesto ideal y sacrificamos un sinfín de cosas por conseguirlo, buscamos la pareja correcta, y dejamos de vivir momentos espectaculares, pensando que quizás no sea la perfecta o la ideal, vivimos con miedo a amar, con miedo a abrir nuestro corazón, porque ya lo hemos hecho anteriormente y hemos salido heridos. También queremos la casa perfecta mientras la vida se nos va como agua a través de los dedos.

Tenemos un miedo incalculable al amor y no lo sabemos, creemos que estamos abiertos al amor, creemos que somos felices y es una gran mentira, estamos llenos de miedo. Y el miedo te restringe, te aleja de disfrutar al máximo cada momento de tu vida.

Mi última relación amorosa terminó yo estando enamorado y aún la amaba con pasión.  Y la última vez que estuvimos juntos pasamos un fin de semana espectacular, desde mi experiencia siempre aclaro. Esos días juntos los disfruté al máximo y luego me fui de viaje con el corazón lleno de esperanzas. Y esa fue la última vez que estuvimos juntos, a los pocos días se terminó, y cuando regresé, no conseguí nada de los que había dejado con ella.  ¿Y qué quiero decir con esto? Que no importa si crees que la persona que está contigo, que la sientas contigo, la sientes tuya, la sientes loca por ti y sientes que no te va a dejar, o que eso no se va a terminar. No des nada por sentado. El mayor error que cometemos los seres humanos es dar las cosas por sentadas. Sobre todo a las personas que amamos. No valoramos lo que tenemos, ni la damos la importancia que se merece. “La vida es algo que te pasa, mientras estás ocupado haciendo otras cosas “Jhon Lennon.

Disfruta cada momento con las personas que amas, disfruta su compañía, disfruta cada beso, cada abrazo, cada noche que duerman juntos, cada buenos días, cada buenas noches, cada mirada, cada cena, cada comida que le hagas, que te hagan, cada risa, todo. Un viejo sabio una vez dijo “Yo trato a las personas que quiero con amor porque no sé si este puede ser el último día que pueda decirle que las amo”.

Imagina que tienes una discusión con tus hijos, con tus padres o con tu pareja, y al día siguiente esa persona fallezca repentinamente sin razón alguna. ¿Cómo te sentirías contigo mismo sabiendo que lo último que le dijiste a esa persona fueron cosas feas? La culpa y el auto castigo podrían perseguirte por años. La vida es el regalo más grande que nos has dado la creación, así que regocíjate con aquellos con quien la compartes.

Siempre recordaré un mensaje que me envió una vieja amiga mía que tenía años sin ver luego de leer un escrito que recién había publicado. Me dijo gracias por tu escrito y apenas lo terminé de leer llamé me entraron unas ganas incontrolables de llamar a mi pareja y decirle cuanto lo amaba y lo agradecía que me sentía a su lado.

Llegará un día que los seres humanos aprenderemos a valorar lo que tenemos sin la necesidad de pasar por la experiencia de la pérdida.

Autor:
lic. Nelson Ramos
yo2
Instragram y Twitter: @peregrinosdeluz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *